martes, diciembre 27, 2005

"No se puede renunciar a avances científicos con beneficios demostrados para la humanidad con el argumento de que podrían usarse mal"

Biomedia, (Barcelona)
Zuberoa Marcos,
21/06/05

James Watson, codescubridor de la estructura en doble hélice del DNA:
«No se puede renunciar a avances científicos con beneficios demostrados para la humanidad con el argumento de que podrían usarse mal»

James Watson, uno de los científicos vivos más importantes del siglo XX y uno de los más influyentes del planeta, fue investido a finales de mayo doctor honoris causa por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El acto de investidura, celebrado en la Casa Convalescència de la UAB en Barcelona, contó con la participación del rector de la universidad, Lluís Ferrer, el conseller de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información de la Generalitat, Carles Solà, y el alcalde de Barcelona, Joan Clos. El catedrático de Cardiología y padrino del doctorando Antoni Bayés y Luna, resaltó las cualidades científicas y humanas de Watson.

En su discurso de investidura, Watson aseguró que los experimentos nunca deben posponerse si cuentan con objetivos claros para alcanzar beneficios por miedo a peligros, que ni tan siquiera pueden ser cuantificados. «Hay muchas anomalías y debemos intentar que vayan a mejor. Aunque no sabemos con certeza los resultados, no por ello no debemos hacerlo», consideró. Por ello, abogó porque los gobiernos y la Iglesia no se opongan al avance de la ciencia.

Nacido en Chicago en 1928, sólo tenía 25 años cuando, junto con el científico británico Francis Crick, descubrió la estructura en doble hélice del DNA, la molécula de la vida. Este descubrimiento, el más importante en el estudio de la vida humana desde los tiempos de Darwin, propició una auténtica revolución científica y le valió el premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1962.

El propio Watson, años después, fue el principal impulsor de uno de los proyectos científicos más ambiciosos y trascendentales de la historia, el Proyecto Genoma Humano. Autor de obras de divulgación consagradas como La doble hélice, actualmente es el director de uno de los mejores laboratorios de biología molecular del mundo, el Cold Spring Harbour de Nueva York.