jueves, septiembre 29, 2005

Comercio de Armas en España

Amnistía Internacional, Greenpeace e Intermón Oxfam
piden al Gobierno español una ley que controle el
comercio de armas

A pesar de los avances en transparencia, España sigue exportando
armas a países en guerra, con embargo o que violan los derechos
humanos

Madrid/Barcelona, 16 de junio,
España continúa vendiendo armas a países que no cumplen
el Código de Conducta de la Unión Europea. El año pasado se exportó armamento a países
en conflicto, como Colombia o Israel, a países con algún tipo de embargo o restricción en la
importación de armas, como Sudán o Ghana, y a países donde no se respetan los derechos
humanos, como Arabia Saudí. Por eso Amnistía Internacional, Greenpeace e Intermón Oxfam
consideran indispensable la aprobación de una ley que termine de una vez por todas con estos
casos. Así se desprende del informe que estas organizaciones han presentado hoy en Madrid
titulado Por una ley para un control efectivo del comercio de armas, elaborado con la
asistencia técnica de la Escola de Cultura de Pau. La presentación ha consistido en un acto
frente al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el que han sido devueltas
simbólicamente algunas de las armas exportadas a destinos equivocados.

Algunos de los casos más graves son:

• La exportación de armas de fuego, municiones y granadas a Arabia Saudí por valor de
más de 23 millones de euros, la mayor partida exportada fuera de la UE. Se trata de un
país con un grave historial de violaciones de derechos humanos y con un gasto en defensa
superior al de educación o salud.

• La exportación de un millón de euros a Colombia en el apartado de bombas, cohetes,
torpedos y misiles, un país inmerso en un conflicto armado y con una grave crisis de
derechos humanos. Además, el Congreso había manifestado con anterioridad la
conveniencia de suspender el acuerdo de cooperación militar. Por otro lado, España cedió
dos aviones a Colombia que no figuran en el informe oficial.

• Ghana recibió 37 millones de cartuchos procedentes de España por valor de 3,46
millones de euros. La exportación de municiones a Ghana se ha convertido en un caso
recurrente, estando además en una región en la que desde 1998 está vigente una
moratoria para la importación de armas.

• Israel, país involucrado en violaciones de derechos humanos y del derecho internacional
humanitario denunciadas por distintos organismos internacionales, ha recibido armas de
fuego por valor de 35.000 euros.

• 2,2 millones de euros a Venezuela en distintas partidas armamentísticas. Se trata de un
país en situación de tensión interna y con relaciones inestables con los países de la
región.

Las ONG denuncian que más del 30% de los destinos de armas españolas vulneran el
Código de Conducta de la UE.

Tras diez años de campaña, las ONG reconocen algunos avances por parte del gobierno
básicamente en lo relativo a la transparencia en la información. Por ejemplo, ha mejorado la
puntualidad, puesto que los datos sobre las exportaciones de 2004 han sido enviados al
Congreso por primera vez en el primer semestre de este año. También se ha avanzado en el
nivel de detalle de la información ofrecida, incluyendo el valor en euros de la exportación de
cada una de las 22 categorías de productos consideradas. Sin embargo, como muestra el
informe de las ONG, España sigue estando muy lejos de las mejores prácticas de otros países.
En el Barómetro de transparencia en el Comercio de Armas, elaborado anualmente por la
organización Small Arms Survey, España obtiene una nota de 11,5 sobre 20 puntos, poco más
que un aprobado. Uno de los puntos débiles del Gobierno español es la deficiente información
que ofrece sobre las armas ligeras y pequeñas, que causan el 90% de las muertes por
arma de fuego en el mundo.

Por todo ello, las ONG consideran indispensable la aprobación de una ley que haga más
estricto el control sobre el comercio de armas. Esta ley debería incorporar, entre otras
cuestiones:

• Un mecanismo preventivo que permita evitar las transferencias de armas a destinos en
los que estas armas puedan contribuir a cometer violaciones de derechos humanos, a
agravar un conflicto o a minar las posibilidades de desarrollo del país, entre otros aspectos,
antes de que se lleven a cabo.

• Especificaciones sobre el detalle con el que la información oficial debe ser facilitada al
Congreso, en consonancia con las mejores prácticas de otros países

• Garantías para que las autorizaciones de las transferencias españolas de armas se basen
en la aplicación estricta y la interpretación escrupulosa de los criterios del Código de
Conducta de la Unión Europea.
Además, el informe pide al Gobierno que no espere a la aprobación de esa ley para poner en
práctica medidas claras de control y transparencia en el comercio de armas, así como que
asuma un papel más activo en las iniciativas internacionales en marcha orientadas a mejorar el
control de ese comercio, como la revisión del Código de Conducta europeo o el proceso de
elaboración de un Tratado Internacional para el control del comercio de armas, entre otras.

Fin del comunicado
-Intermón Oxfam Héctor Oliva, 93.482.07.94. / 699.075.276.
-Greenpeace Mamen Illán, 91.444.14.00. / 626.998.248.
-Amnistía Internacional Ángel Gonzalo, 91.310.12.77. / 630.746.802.

Programa de Desarme y Seguridad Humana (Escola de Cultura de Pau)
Persona de contacto: Daniel Luz
Teléfono: 93 581 27 52 / Fax: 93 581 32 94
Email: daniel.luz@uab.es