jueves, junio 30, 2005

Status Quo

Contemplar la evidencia del desastre ecológico, el caos social existente y el que está por llegar, sin preguntarnos sinceramente la lógica o la moralidad de la actitud que llevamos a cabo es un acto aberrante, irresponsable, no democrático, lamentable e inaceptable.

No es sólo la devastación medioambiental, los genocidios, las enfermedades provocadas por la contaminación, la pobreza o la guerra, sino el exagerado nivel de decepción política y democrática GLOBAL, que nos preocupa.
Si uno analiza el "status quo" de la población mundial y sus males, uno contempla la própia extinción del ser humano.
La pregunta es, qué estamos haciendo al respecto? y cómo vamos a solucionarlo?

Es bien sabido ya que, de utilizar adecuadamente las tecnologías existentes como alternativas energéticas, con una apropiada gestión, ya dispondríamos de un sistema mucho más eficiente y límpio.

Existen muchos temas que nunca alcanzan los medios de comunicación y por tanto son totalmente desconocidos para la mayoría de las gentes. Por otro lado, que ciertas informaciones no alcancen ciertos medios de comunicación, no significa que la información no sea accesible.

Debemos ser conscientes de la información existente y debatir abierta y seriamente las evidencias del último siglo y del paradigma socio-tecnológico que se aproxima. Es evidente que la crisis de los combustibles fósiles no es otra cosa que un preludio.

Lo importante, ahora, del nuevo paradigma es que la lógica y la información que pone en evidencia la moralidad del sistema democrático representativo capitalista, neo-liberal e imperialista, está al alcance del que se interese por ella.
Es importante disponer de información detallada de la situación y del entorno para proporcionar una respuesta sociológica adecuada.

-"Cuanto más sabemos, en mejor posición estamos de insistir y exigir, que las cosas se hagan bien"-. Kofi Annan.

La guerra de Iraq, la primera invasión colonial del siglo XXI, ha recibido una crítica global y democrática sin precedentes en la historia. Quizá por la desfachatez moral tan evidente del capitalismo estadounidense, abrumado por las últimas cifras de la OPEP y preocupado por la industrialización de la China; que registra un crecimiento del 10% anual con sus 1.3 billones de personas y la India con un crecimiento del 15% anual y su billón de personas.
La "entrada" de ambos países al mercado "global" suponen una amenaza para el status de poder geopolítico en el planeta.
Y por ello, las grandes corporaciones y gigantes transnacionales marcan posiciones frente a la crisis energética global que
se avecina.

No hace falta mucho estudio para darse cuenta que si no fuera por la segunda reserva de crudo del mundo, lamentablemente, "nadie" estaría interesado en Iraq y sus genocidios o carencias "democráticas", sobre todo las grandes corporaciones. En cambio, queda en evidencia las agresivas actitudes autoritarias e imperialistas que lleva a cabo la administración Bush.
Por otro lado, la legislatura del señor Kerry, no hubiera supuesto grandes cambios en cuanto a la política energética, motor de la economía global.